ENTRE COPAS
TODOS LOS DÍAS DE 18 A 20HS

RADIO FM
ROCKERS 103.9

Villa San Carlos |

Al ritmo del candombe

30 junio, 2017

Villa San Carlos cayó como local ante San Telmo en el Genacio Sálice. El candombero sacó a bailar a los de Berisso y lo superó 2 a 0 con un doblete del “Beto” Martínez. Los de Besada cerraron la temporada con un sabor amargo pero con la alegría de saber que el año que viene seguirán en la divisional.


Por Enzo Biroccio   (@Enzobiroccio)

La última fecha, la número 38 de la Primera B Metropolitana, enfrentó esta tarde a Villa San Carlos y San Telmo en tierras berissenses. El conjunto villero perdió como local por 2 a 0, tras sufrir un doblete de Alberto Martínez. Ambos equipos dieron fin al certamen y ya piensan en descansar para volver al ruedo, en una temporada que volverá a ser extensa.

El pitazo de Maximiliano Ramírez dio inicio al juego en la nublada tarde de Berisso. Los primeros 20 minutos fueron intrascendentes, se destacaba la presencia del capitán Emiliano Córdoba en el local. El defensor jugaba su ultimo partido en Villa San Carlos, todo un emblema con 14 años en la institución y dos ascensos de por medio. El zaguero le decía adiós al fútbol. ¿Fútbol? ¿En la cancha? Poco.

Minutos más tarde, el villero se acercaba con un córner. El envió desembocó en una contra rabiosa de San Telmo. Bangardino, figura del local, leía la jugada a tiempo y achicaba en el momento preciso para tapar y ahogarle el grito de gol a Melillo. San Carlos respondía en base al gran trabajo del siempre peligroso Campozano. La primera etapa, que pareció ser un partido eterno, se iría con las insinuaciones de ambos equipos y el cero en los arcos.

El celeste salió mejor plantado para la segunda mitad. Wilson Gómez, desaparecido en el primer tiempo, se hizo presente para comandar el futbol ofensivo del local. Sin embargo fueron diez minutos de buenas intenciones que no llegaron a ser decisivas. A partir de allí, fue el candombero quien dirigió el curso del juego. A merced.

En una ráfaga de 10 minutos, San Telmo, despilfarró 4 situaciones. Una de ellas increíble. A los 17´ Martínez, quien sería la figura del juego, perdió un gol de esos imposibles. Solo en el área chica. El delantero pateó con el talón y no embocó el arco, ante un Bangardino que ya pensaba en ir a buscarla adentro. Besada se la veía fea y mandó a cambiar dos volantes. Afuera López y Callejo y adentro Piedrabuena y Córbalan. El ritmo de juego no cambio y el dominador tampoco. A los 23´ el “Beto” Martínez la mandó a guardar. Y estaba bien. 1 a 0 para los de la Isla Maciel.

 A los 29´, minuto fatal, Emiliano Córdoba, en su despedida, dejó la huella. Cometió penal y se ganó la amarilla por parte de Ramírez. El “Beto” Martínez se hizo cargo y no perdono. Sentenciaba el 2 a 0 en el Sálice, para imponer lo que sería el resultado final. Algunos segundos después, bajo una ovación del público villero, el capitán e histórico del club dejaría la cancha por Slezack.

Fue final en Berisso. La villa cayó ante un gravitante San Telmo, que le hizo pagar caro los errores. Bailó el ritmo de la más fea y se quedó con las manos vacías, sin pareja. Es tiempo de descansar y renovar las ilusiones para encarar con frescura el próximo torneo. Volverá a ser tan angustioso como este, quizá. La villa sabe que debe mejorar para salir de los puestos bajos en los que comenzará el certamen que viene.

 

 

Share on Facebook6Share on Google+0Tweet about this on Twitter